Vie. Feb 21st, 2020

Radio Onda Digital

Revive tus recuerdos !!!

EE.UU. y China firmaron hoy un acuerdo que busca poner fin a 18 meses de conflicto arancelario

Hoy miércoles 15 de enero, Estados Unidos y China firmaron un acuerdo de compras masivas que busca aliviar la guerra comercial y poner fin a 18 meses de conflicto arancelario entre las dos economías más grandes del mundo.

Se espera que con este acuerdo Fase 1 se alivie la tensión mundial en torno a la guerra comercial entre EE.UU. y China que ha alcanzado cientos de miles de millones de dólares en bienes, agitando los mercados, desarraigando cadenas de suministro y desacelerando el crecimiento global.

La suscripción del trato se dió entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el viceprimer ministro chino, Liu He.

“El acuerdo EE.UU. – China es bueno para el mundo entero”, dijo Xi en una carta. Mientras que Trump aseveró que visitará China en un “futuro no muy lejano”

“Hoy dimos un paso crucial, uno que no habíamos dado antes con China, que va a asegurar un intercambio justo y recíproco, dijo Trump durante la ceremonia en la Casa Blanca.

El acuerdo comercial inicial de 86 páginas tiene como objetivo aumentar enormemente las compras chinas de productos manufacturados, bienes agrícolas, energía y servicios. La cita es en la Casa Blanca en Washington ante más de 200 invitados de círculos empresariales, gubernamentales y diplomáticos.

En el documento de la Fase 1 China se compromete a comprar US$200,000 millones adicionales en bienes estadounidenses durante dos años para reducir un déficit comercial bilateral de Estados Unidos que alcanzó un máximo de US$420,000 millones en 2018.

China le comprará a EE.UU. casi US$80,000 millones de productos manufacturados como aviones, automóviles y piezas de automóviles, maquinaria agrícola y dispositivos médicos, y más de US$50,000 millones de dólares más en suministros de energía, según Reuters.

Pekín también impulsaría las compras de servicios de EE.UU. en unos 35,000 millones de dólares y productos agrícolas estadounidenses por US$32,000 millones en dos años.