Sáb. Set 19th, 2020

Radio Onda Digital

Revive tus recuerdos !!!

Mascotas después de la cuarentena: ¿Cómo les afecta volver a separarse de sus dueños?

La pandemia de COVID-19 ha cambiado la vida de las personas en todo el mundo, y  también lo ha hecho con los animales domésticos.  Luego del 30 de junio, el gobierno ha dictaminado que los ciudadanos podrán volver paulatinamente a las actividades que mantenían antes de la cuarentena.

Por ello, esa es la principal razón para que las mascotas vean menos a sus dueños. Para el veterinario Eduardo Rondón, el tiempo en casa ha debido ser idóneo para pasar más tiempo con ellos, jugar y compartir más en compañía. Ahora, es inevitable que este cambio pueda tener un impacto.

Han cambiado totalmente su ritmo de vida. El perro y el gato son animales de costumbres, y ahora al ver a los dueños en la casa todo es un cambio. Les va a chocar, porque estamos de nuevo entrando en otro cambio”, nos cuenta. “Ahora que vamos a salir no podemos dejarlos solos, tendríamos que dejar un familiar en casa unos días hasta que se vaya acostumbrando”.

PERROS ADULTOS

Es necesario establecer una diferencia entre los perros adultos y cachorrosJosé Díazveterinario especialista en etología de la Clínica Veterinaria Javier Prado, explica que los adultos —en los casos que no hayan presentado problemas antes de la cuarentena— se van a adaptar al cambio de rutina, tal como nosotros lo haremos en las próximas semanas.

Los perros adultos son de rutina, así como se acostumbraron a esta nueva rutina estos días que han pasado, igual podrán volver a acomodarse a la rutina que tenía antes”, detalla.

Mientras no hayan presentado problemas de ansiedad antes de la cuarentena, los perros adultos podrán volver a adaptarse a la rutina.
Mientras no hayan presentado problemas de ansiedad antes de la cuarentena, los perros adultos podrán volver a adaptarse a la rutina. 

LOS CACHORROS DE CUARENTENA

Sin embargo, no sucede de la misma forma con los cachorros que llegaron al hogar poco antes del inicio del confinamiento social por coronavirus. Entre diciembre y marzo, existe una mayor tendencia a adoptar perros, debido a las fiestas o el tiempo libre de los niños en verano.

“Lamentablemente, estos cachorros de los dos meses o mes y medio han pasado muchísimo tiempo con sus propietarios. Ahora, prácticamente ya tienen cuatro meses, entonces va a generar un problema de apego hacia su propietario. Los niños son los más felices porque ven a su mascota todo el día”, agrega José Díaz.

Cuando una madre canina pare a una camada de cachorros, ella misma efectúa el proceso de desapego para que ellos evolucionen y maduren como parte del ciclo natural de la naturaleza. En la familia humana, no siempre hacemos eco de esa conducta. “En vez de generar ese desapego que hace la madre biológica, nosotros hacemos hiperapego, cortamos todo el proceso de evolución y maduración”, comenta el etólogo veterinario.

Una crianza basada en el hiperapego provoca que los perros tengan ansiedad por separación, y en el futuro, puedan desarrollar problemas patológicos. “Tenemos un cachorro que está acostumbrado a estar en las piernas del propietario, a subir a la cama”, refiere sobre los malos hábitos proporcionados por los dueños. “Es malo para los perros en crecimiento y es una de las cosas que se van a generar ahora”.

La crianza basada en el hiperapego será un problema de los cachorros que crecieron durante la cuarentena por la COVID-19.
La crianza basada en el hiperapego será un problema de los cachorros que crecieron durante la cuarentena por la COVID-19. |

NO PASA LO MISMO CON LOS GATOS

Por otro lado, los gatos son los siguientes en la línea de popularidad de tenencia de mascotas. Un animal mucho más independiente que el perro, pero es no significa que no hayan enfrentado cambios en sus rutinas debido a la cuarentena.

“El hombre adoptó al perro, pero nunca adoptó al gato. Siempre debemos considerar que el gato adoptó al hombre, siempre hace lo que el gato quiere (…) El gato es de costumbres más marcadas, le gusta su colchón, come en determinado sitio, él quiere lo que siempre come”, comenta el veterinario Eduardo Rodón.

Al vernos más tiempo en casa, los gatos se estresan cuando irrumpen en sus hábitos ya establecido. Es más, puede que muchos de ellos no la pasen muy bien con toda la familia en casa, debido a que no pueden disfrutar igual de sus horas de relajo como antes del aislamiento social por la COVID-19.

Es una especie totalmente diferente, porque así nosotros lo queramos super engreír, el gato decide si lo va a querer hacer o no. Realmente, el gato se puede estresar de vernos tanto tiempo ahí. Pasa en algunos perros también, porque hacen hábitos”, dice el etólogo José Díaz. “Los gatos se adaptan mucho más rápido, no es un animal que quiera estar todo el día con nosotros”.

Los gatos se adaptarán más rápido en el regreso a la rutina tradicional, después del confinamiento social.
Los gatos se adaptarán más rápido en el regreso a la rutina tradicional, después del confinamiento social. 

RECOMENDACIONES PARA LA CUARENTENA

En caso de observar conductas problemáticas en las mascotas —sobre todo en perros—es vital que el propietario se haga cargo de una situación que él mismo ha creado. “Si creo hiperapego con un cachorro, no lo dejé madurar. Vemos perros de 5 o 6 años que la dueña se separa de él y se comienza a hiperventilar o le da taquicardia. Es un hábito mal instalado por el ser humano”,

Antes de terminar la cuarentena, el dueño puede tomar en cuenta ciertas recomendaciones para generar desapego y crear una rutina:

  • Los perros deben comer dos veces al día (mañana y noche) porque tienen digestiones de 12 horas. No tener el alimento en el piso todo el día, tenerlo unos 15 o 20 minutos y luego levantarlo.

  • Despertar a la mascota en la mañana, empezar la rutina con el dueño.

  • No permitir que el perro siga al dueño hacia donde vaya. Dejarlo en una zona de la casa para estar en desapego, durante unas horas del día. Sirve como una recreación de la poscuarentena.

  • No hay necesidad de sacarlos tantas veces al día si se controla la ingesta de agua y alimentos con un horario ordenado.

  • Cuando acabe la cuarentena y no hay nadie con quien dejarlo, el dueño puede dejar una radio encendida (a un volumen moderado) y una prenda suya cerca del espacio del perro.

  • Si comienzan a aparecer problemas más graves, debe buscar ayuda profesional con un médico veterinario.