Jue. Oct 1st, 2020

Radio Onda Digital

Revive tus recuerdos !!!

Meteorito hallado en el jardín de una casa en Alemania pertenece a la era primigenia del Sistema Solar

Incluso si está fuera de la jurisdicción de la NASA, los estudios del meteorito Flensburg prosiguen satisfactoriamente y su naturaleza sería más interesante de lo esperado. El análisis preliminar de esta roca espacial reveló que se trata de una condrita carbonácea, un tipo de meteorito que alberga material de los primeros años del Sistema Solar.

La información fue publicada en la base de datos de The Meteoritical Society (La Sociedad Meteorítica) y brinda datos adicionales sobre la composición y el origen de Flensburg: La roca de 24,5 gramos formó parte de un bólido diurno antes de impactar en la Tierra con una energía de 0,48 kilotones. Usando un microscopio electrónico de barrido, los astrónomos de la Sociedad descubrieron que el meteorito tiene cóndrulos de entre 0,05 y 1 milímetro y abundantes minerales en su interior.

Fue gracias a este detalle que el meteorito recibió la denominación de condrita carbonácea y el material que alberga dentro sería el mismo que los planetesimales que cubrieron de agua a la Tierra en sus inicios. Con este hallazgo, Flensburg se une al 3% de meteoritos encontrados y estudiados en nuestro planeta y serviría para que los científicos descubran más secretos de la primera etapa de existencia del Sistema Solar.Flensburg

Como prueba de ello, los astrónomos de la institución usarían este estudio junto al del meteorito Murchison y el asteroide Ryugu -datos recogidos por la sonda Hayabusa2 de JAXA- para aumentar el conocimiento que se tiene de la relación entre los meteoritos de la Tierra y los cuerpos planetarios que los crearon.

La historia detrás de este meteorito es bastante peculiar. El 12 de septiembre de 2019, personas de Alemania, los Países Bajos, Reino Unido, Bélgica y Dinamarca avistaron una ráfaga luminosa en el cielo a altas horas de la tarde. Un día después de este acontecimiento, un hombre de la localidad de Flensburg en Alemania llamado Erik Due-Hansen entregó un meteorito negro de 24,5 gramos a las autoridades del lugar, afirmando que lo encontró al tropezar con él en su jardín.