Dom. Set 20th, 2020

Radio Onda Digital

Revive tus recuerdos !!!

Murió Marie Fredriksson, vocalista de Roxette, a los 61 años

La cantante y compositora sueca Marie Fredriksson, famosa por ser la voz femenina del conocido dúo Roxette, falleció a los 61 años, 17 años después de ser diagnosticada con un tumor cerebral.

“Tenemos que anunciar con gran tristeza que uno de nuestros artistas más grandes y queridos se ha ido. Marie Fredriksson murió”, informó en un comunicado su representante, Marie Dimberg.

El dúo pop sueco Roxette se formó en 1984 con Fredriksson y Per Gessle como sus integrantes. En 2002, la intérprete de “It must have been love” fue diagnosticada con un tumor cerebral que la llevó a estar casi dos años fuera de los escenarios.

“Pasé trece años de mi vida bajo el estigma del dolor, pero nunca me di por vencida y no me voy a rendir. Voy a seguir peleando hasta que no pueda más. Fue un milagro que sobreviviera. Si uno no pasó por esto, no puede entenderlo. Las dificultades de la vida no terminan nunca. No se puede vivir sin dolor”, contó Frederikson en el libro “Listen to My Heart” escrito por la periodista Helena Von Zweigbergk.

La cantante y compositora sueca Marie Fredriksson, famosa por ser la voz femenina del conocido dúo Roxette, falleció a los 61 años, 17 años después de ser diagnosticada con un tumor cerebral.

“Tenemos que anunciar con gran tristeza que uno de nuestros artistas más grandes y queridos se ha ido. Marie Fredriksson murió”, informó en un comunicado su representante, Marie Dimberg.

El dúo pop sueco Roxette se formó en 1984 con Fredriksson y Per Gessle como sus integrantes. En 2002, la intérprete de “It must have been love” fue diagnosticada con un tumor cerebral que la llevó a estar casi dos años fuera de los escenarios.

“Pasé trece años de mi vida bajo el estigma del dolor, pero nunca me di por vencida y no me voy a rendir. Voy a seguir peleando hasta que no pueda más. Fue un milagro que sobreviviera. Si uno no pasó por esto, no puede entenderlo. Las dificultades de la vida no terminan nunca. No se puede vivir sin dolor”, contó Frederikson en el libro “Listen to My Heart” escrito por la periodista Helena Von Zweigbergk.